Síguenos en nuestras redes

Viento en las manos, marionetas en el corazón

IMG 9545

Ricardo Vivas Duarte, nuestro Capitán del Viento, docente de la sección de preprimary quien día a día llena de música, arte y alegría a los más pequeños del Colegio hoy nos cuenta un poco sobre su historia, reconocimientos, anécdotas dentro del Colegio, además de su otra faceta como actor titiritero profesional.

 

Ricardo es Licenciado en Educación, Especialista en Artes y Magíster en Educación Artística. Ha recorrido más de dos décadas, exactamente 26 años en nuestro Colegio Jefferson, aportando su conocimiento, experiencias y sobre todo dejando huellas en los estudiantes.  

¿Qué es lo que más te apasiona de trabajar como docente de arte?

“El arte permite de alguna manera conocer a los chicos desde otra dimensión. No sólo en lo intelectual, también lo emocional y la creatividad son fundamentales en la educación. Los chicos del colegio Jefferson tiene muchas capacidades expresivas y creativas que les permiten aprender de forma integral. Esos son los espacios que como docente me conmueven y me motivan a crear con los niños nuevos aprendizajes”.

De esta manera, Ricardo resalta el arte en los estudiantes como una muestra de expresión y a su vez de comunicación recolectando vivencias y diferentes experiencias. 

Cuéntanos, ¿qué ha sido lo más significativo para ti el trabajar con los más pequeños del colegio?

“Yo he trabajado con todos los niveles en diferentes colegios incluyendo el nivel universitario, pero en la primera infancia hay que valorar la capacidad de asombro de los niños y las niñas, la facilidad para disfrutar el aprendizaje a través del juego y el afecto por el conocimiento. En preprimaria, siempre buscamos aprender y enseñar desde las experiencias más significativas que posibiliten la integralidad del ser humano y el aprendizaje colectivo”.

Para nuestro docente es clave poder fomentar y fortalecer el asombro, esa chispa que mantiene viva la magia de la enseñanza y del conocimiento en todos los aspectos y dimensiones integrales del ser humano. 

Esto es clave, ¿qué es lo más especial de trabajar en el arte? 

“La incertidumbre. Yo creo que una clase de arte no se vive a partir de certezas, por el contrario, se concibe desde la permanente idea de buscar lo desconocido y redescubrirse en los infinitos lenguajes creativos del ser humano. Con los chicos siempre estamos buscando diferentes formas de expresar ideas y emociones que nos permitan comprender el mundo y desde el lenguaje simbólico del arte dejar una huella del aprendizaje alcanzado”. El arte es parte de la vida y debemos vivirlo y compartirlo como un lenguaje que promueve saberes complejos y también lazos de fraternidad y encuentro de emociones. Es así como la incertidumbre en el arte para Ricardo es importante para crear desde lo desconocido nuevos caminos de aprendizaje que promuevan la convivencia y la formación integral de nuestros estudiantes. 

En estos 26 años que llevas dejando tu legado en los estudiantes Jefferson ¿Qué es lo que más destacas del Colegio?

“Me parece que siempre ha existido un esfuerzo muy grande por hacer del colegio una familia, una comunidad educativa fortalecida en la participación y el mejoramiento permanente de la educación. Creo que en 60 años hay que reconocer que el colegio tiene personalidad propia, es un colegio que se caracteriza por tener una educación integral, con docentes profesionales de alta calidad y los mejores seres humanos dispuestos a darlo todo por la sociedad”.

¿Cómo comienza tu vocación de Actor Titiritero de 39 años?

“De niño estuve en grupos infantiles de artes hasta el año 1985 cuando el Instituto Departamental de Bellas Artes hace una convocatoria pública para actores del grupo profesional de teatro de títeres TITIRINDEBA, yo me gane un cupo en ese grupo donde realice mi formación artística y desde ese año realizó espectáculos infantiles de teatro, música y títeres en los sitios más apartados del departamento del valle del cauca, promoviendo el arte y la cultura en las comunidades más vulnerables”

DSC09856 1 5
DSC00169 1 1 1

El año pasado la Asamblea Departamental del Valle del Cauca te hizo un reconocimiento especial, cuéntanos sobre este…

 “Sí, es un reconocimiento por la promoción del arte como un derecho fundamental de todos los niños y niñas en el departamento del Valle del Cauca y a través del grupo Titirindeba que tiene 50 años de trabajo por la infancia, se realiza este reconocimiento artístico profesional y de servicio a la comunidad”.

 

Capitán del Viento ¿Cómo quieres que te recuerden? 

“En mi experiencia artística y pedagógica he dejado una huella de profesionalismo y vocación por mi trabajo, que ha dado muchos resultados en los egresados de la institución; yo quisiera que me recordaran como el Capitán que siempre trajo los mejores vientos y aventuras a los niños del colegio, como esa persona que despertó los mejores talentos y conocimientos en los chicos de preprimaria para que fueran los mejores seres humanos que van a servir a nuestro país. Estaré con el viento desde las alturas soplando alegrías y mucha creatividad para que sigan disfrutando la vida. 

Es así como Ricardo, nuestro docente de Arte nos comparte un poco sobre su historia, pensamientos y reconocimientos. Hoy resaltamos la gran enseñanza que nos deja sobre los recuerdos, las anécdotas y las vivencias que han hecho parte de la historia del Colegio en estos 60 años, dejando nuestro Capitán del Viento un gran legado.