Síguenos en nuestras redes

Historias de éxito

Lyda Cuervo

Class of 2003

Jefe de la sección de Alergóloga e Inmunóloga y docente de medicina de la Universidad de La Florida. 

El colegio Jefferson es la mejor plataforma social y educativa que se le puede brindar a un estudiante para garantizar la formación de jóvenes independientes, exitosos social y profesionalmente”.

Con más de 16 artículos publicados y cerca de 50 abstracts presentados en conferencias médicas en Estados Unidos y otros países, nuestra egresada Lyda Cuervo (Class of 2003) se ha logrado convertir en un referente en salud.  Su conocimiento le ha permitido escribir capítulos de libros médicos, ser revisora de múltiples revistas investigativas y ser merecedora de múltiples apoyos financieros para investigación. Hoy en día se desempeña como Jefe de la sección de Alergólogia e Inmunología de la Universidad de La Florida donde también es docente. 

En 2003, Lyda Cuervo (class of 2003), culminó sus estudios en el Colegio Jefferson e ingresó a estudiar medicina en la Universidad del Valle donde obtuvo su título en 2010.  Siguiendo su interés por explorar aún más el campo de la salud, viajó a Ohio, Estados Unidos; donde realizó una especialización en Medicina Interna en Cleveland Clinic y posteriormente, cursó una subespecialización en Alergia e Inmunología en la Universidad de Northwestern en Chicago. En 2018, tras culminar sus estudios, se incorporó a la Universidad de la Florida en donde actualmente continúa laborando teniendo a su cargo la dirección de tres áreas: la sección de alergia e inmunología, la sección académica de la división y la dirección de subespecialización. Entre mis funciones se encuentra dictar clase a los estudiantes de medicina, desarrollar el currículo académico de alergia e inmunología para pregrado y especializaciones. Así como ver pacientes en la clínica, realizar investigación y además labores administrativas relacionadas con  la clínica”, explica.  

“Mi colegio, después de mi familia, fue la plataforma más importante de mi vida. Una oportunidad para no solo afianzar los valores que se me habían inculcado en casa sino además adquirir una visión mucho más abierta del mundo”, afirma al recordar su época escolar y recalca la mirada global que logró desarrollar durante su paso por el Colegio Jefferson. “Educarme en un ambiente donde existía el libre desarrollo de la personalidad y  se nos brindaban herramientas para generar nuestro propio pensamiento y  visión del mundo, nos empoderó y enseñó que podíamos llegar donde quisiéramos y sobretodo que podíamos labrar un futuro con responsabilidad social colectiva, generando oportunidades, resaltando y reconociendo las capacidades de quienes estaban a nuestro lado”,  señala.  Además, resalta aspectos que jamás olvidará de los años que vivió en nuestro campus como los momentos al lado de sus compañeros  “A mi me encantaba saber que en el Colegio había un lugar para todos. Yo estaba en el énfasis científico y mis dos mejores amigas, que todavía lo son hoy en día casi 20 años después, estaban en humanidades y economía. En el recreo nos reuníamos y compartíamos experiencias y lo que cada una estaba aprendiendo. Mis compañeros en general me enseñaron todo sobre la tolerancia”, cuenta con cariño.  “El Colegio me enseñó a ser independiente, líder, a tener compromiso social y a ser fiel a los valores que se me inculcaron. Mis maestros el amor por el conocimiento que logra que los estudiantes aprendan por placer y nunca por miedo o por obligación”, finaliza.